Animales alérgicos necesitan cuidados especiales en la alimentación

Ração deve conter peptídeos de cadeia curta, que reduzem as chances de reações alérgicas

Si su mascota presenta comezón y problemas de piel sin ningún motivo aparente, puede ser que sea alérgica. La alergia de origen alimentar es la tercera causa más común y representa cerca del 10% de todas las alergias en perros y gatos. Son superadas solo por alergias a pulgas y dermatitis atópica, una enfermedad genética que involucra el sistema inmunológico.

Cualquier proteína alimentar consumida a lo largo del tiempo puede causar alergia alimentar o sensibilidad. La presencia de algunos aditivos, colorantes y granos también puede desencadenar la alergia. Esta se puede heredar, como también ser típica de razas específicas, como ocurre con el Lhasa Apso, Buldog Inglés y Francés, Golden Retriever, Pastor Alemán, Yorkshire, Poodle y Bóxer. La recomendación para controlar la alergia es realizar el cambio del alimento usual por uno específico, que no contenga el componente causador de la alergia. Cuando este componente causador todavía no haya sido identificado, lo más indicado es elegir alimentos que contengan en su composición ingredientes menos propensos a causar sensibilidad. Estos alimentos en general se denominan hipoalergénicas o alimento para animales sensibles.

En la evaluación de Márcia Villaça, gerente Técnica de Ventas – Pet & Aqua de ICC Brazil, empresa brasileña especialista en aditivos a base de levadura, el alimento de estos animales debe estar compuesto por fuentes proteicas que contengan alto porcentual de péptidos de cadena corta, siendo las proteínas autolizadas una buena opción. “Cuando una proteína intacta es dividida en moléculas pequeñas, el sistema inmunológico no es más capaz de reconocerla como alérgeno, eliminando la posibilidad de una reacción adversa al alimento”, afirma.

Lyscell®, levadura autolizada con alta concentración de péptidos de cadena corta, es uno de los productos de ICC Brazil que se adecua a este perfil de alimento. “El procesamiento por el cual se somete Lyscell® remueve cualquier alérgeno existente, imposibilitando el reconocimiento inmunológico en animales ya sensibilizados a la proteína intacta”, explica Márcia.