Serie Manejo seguro: atención a la salud animal en la ganadería bovina

Blog, Ganado de corte, Ganado de leche

El experto en rumiantes de ICC Brazil, Marcelo Pedrosa Carneiro, habla sobre lo que es necesario para prevenir y controlar las enfermedades en los ganados lecheros y de engorde.

La ganadería moderna, ya sea de leche o de engorde, exige que el productor adopte una postura de verdadero regente para orquestar la interacción entre los pilares de la cría de ganado eficiente, que son la Salud Animal, la Nutrición, la Genética, el Manejo y el Ambiente, para obtener resultados satisfactorios en los aspectos de rentabilidad, bienestar animal y seguridad alimentaria para el consumidor de los productos de origen animal. Por eso, buscando contribuir con esta misión, creamos la serie «Manejo Seguro», donde serán destacados puntos fundamentales para garantizar un manejo seguro en la ganadería. La información que presentamos hoy fue explicada por Marcelo Pedrosa Carneiro, experto en rumiantes del equipo ICC Brazil. El primer punto que debemos especificar es la atención a la salud animal de los bovinos lecheros y de engorde. Lea lo que Pedrosa tiene para compartir sobre el tema.

Los bovinos siempre son susceptibles a varias enfermedades, independientemente del tipo de manejo (por pastoreo, confinados o en sistemas mixtos). Si la prevención falla, el resultado puede variar desde una caída en la producción, en casos más sencillos o subclínicos, hasta la muerte del animal y problemas para la salud del consumidor.

Por eso, es importante establecer un calendario profiláctico completo en la propiedad con ayuda de un veterinario, considerando las principales parasitosis y enfermedades infecciosas que afectan a los bovinos, junto con su estacionalidad y endemia.

Además, es necesario dedicar una atención fundamental a los becerros y becerras desde el nacimiento. Las crías de los bovinos nacen sin ninguna defensa inmunitaria. La primera acción, que deberá ser realizada inmediatamente, será el corte y desinfección del ombligo para bloquear esa puerta de entrada de patógenos en el organismo. Es necesario garantizar que la cría ingiera el calostro en las primeras horas después del parto. El becerro debe permanecer con la madre durante por lo menos 24 horas para que pueda ingerir y absorber el máximo de anticuerpos proporcionados por el calostro. Después de ese período, la capacidad de absorción de anticuerpos del calostro por el intestino disminuye drásticamente.

Incluso con todo este cuidado, es normal que algún animal esté enfermo en un determinado momento, ya sea debido a accidentes, enfermedades infecciosas, trastornos metabólicos u otras causas. En tales casos, deberá ser administrado un tratamiento adecuado lo antes posible, siempre siguiendo las orientaciones del veterinario y con gran cuidado con relación al período de carencia del medicamento para la destinación de los animales y la leche a las industrias frigorífica y láctea.

La salud y la nutrición animal van de la mano

Del punto de vista de la salud animal, también es fundamental velar por la calidad del agua y de los alimentos ofrecidos, buscando evitar el consumo de patógenos o toxinas por parte de los animales. El uso de aditivos específicos en las dietas de los animales puede ayudar mucho a prevenir y controlar algunas enfermedades importantes.

Este es el caso de ImmunoWall®, aditivo natural de ICC Brazil con alta concentración de glucomananos, que son fibras funcionales presentes en la pared celular de levaduras y actúan en la protección del tracto digestivo adsorbiendo y eliminando patógenos y micotoxinas, además de estimular el sistema inmunológico del animal, haciendo que su respuesta sea más rápida y vigorosa para enfrentar enfermedades infecciosas.

¿Quiere saber más sobre las soluciones de ICC Brazil que ayudan a prevenir y controlar las enfermedades en los bovinos de engorde y leche? Visite: www.iccbrazil.com/es/linha-produtos.

 

 

 

Compartilhe:

Publicado en 28 April de 2020