La porcinocultura brasileña comienza 2021 con grandes expectativas para las exportaciones a China

Blog, Cerdos

Las proyecciones positivas animan al segmento, que puede beneficiarse aún más con las soluciones innovadoras de ICC Brazil.

 

La porcinocultura, así como muchos sectores de la cadena de producción animal, vivió una realidad atípica en 2020. Esto se debe a que el segmento comenzó el año anterior discutiendo los impactos de la PPA (Peste Porcina Africana) en el mercado de exportación de cerdos. Sin embargo, comenzó 2021 con grandes expectativas, de acuerdo con las informaciones compartidas a continuación por la Dra. Melina Bonato, gerente de Investigación y Desarrollo (I&D), y la Dra. Liliana Borges, Analista de I&D del equipo de ICC Brazil.

Así como la pandemia del nuevo coronavirus en 2020, el fortalecimiento del dólar y otras monedas afectaron directamente a las importaciones de insumos como la soja y el maíz. Esto influyó en los procesos de producción, repasando y disparando el aumento al costo final del producto para el consumidor. «En un panorama de comparación entre las producciones de carne porcina, de enero a noviembre de 2019 y 2020, el aumento fue de aproximadamente +7,3% en la producción y +33,5% en la exportación, generando un aumento en los ingresos de +47,2%, aproximadamente US$ 2.079,0 millones», según datos de la ABPA (Asociación Brasileña de Proteína Animal) y SECEX (Secretaría de Comercio Exterior).

Pero aun enfrentando las adversidades, según las proyecciones de la ABPA, habrá un aumento en la producción brasileña de carne de cerdo impulsada por la alta demanda proveniente de China.

«De acuerdo con las perspectivas, Brasil seguirá como el tercer mayor productor mundial y exportador de carne porcina. China, a su vez, continuará liderando las importaciones mundiales en un intento de recuperación de su producción nacional. Esta insuficiencia de la producción china está asociada principalmente a la PPA – Peste Porcina Africana, que hizo que su producción interna disminuyera, creando una notoria necesidad de importación de proteína animal”.

 

Impulse las ganancias de la porcinocultura con ICC Brazil

Brasil sigue supliendo este aumento de la demanda de la porcinocultura, intensificando la producción. «Esto demuestra la eficiencia de los factores relacionados con la industria agrónoma y la bioseguridad de los productos. En medio de las crisis, los productores deben identificar posibles oportunidades y buscar alternativas que garanticen calidad con menor costo de producción, para aumentar la rentabilidad en el producto final», resaltaron las expertas.

«Como la mayor parte del costo de producción animal se concentra en la nutrición, tenemos que buscar alternativas para escapar de esta dependencia de factores externos, en un intento de reducir la transferencia al consumidor», completaron.

También es importante tener en cuenta que la inestabilidad en el dólar y el aumento de las tasas de cambio pueden continuar en 2021, influyendo directamente en la importación de las principales materias primas para la nutrición animal. «Por lo tanto, las alternativas se concentran en lo que podemos controlar dentro de la producción, buscando la mejor relación de costo/beneficio y valor del producto final», explicaron.

Esto sucede porque, como ya explicamos aquí en el blog, en la serie «Manejo Seguro», los resultados de la porcinocultura son afectados por factores relacionados al manejo, inclusive por la alimentación. De este modo, ICC Brazil sigue innovando en productos y procesos que puedan sumar a la cadena de producción animal, entregando soluciones a base de levaduras que estimulan el sistema inmune de los animales, aseguran mejoras en la salud intestinal y ofrecen una mejor productividad frente al panorama animador para 2021.

Una solución de destaque alineada a esta realidad es ImmunoWall®, que se destaca de los demás productos del mercado por estar formado por una densa pared celular de Saccharomyces cerevisiae con altas concentraciones de β-glucanos y MOS.

ImmunoWall® actúa directamente sobre el sistema inmune innato estimulando a las células fagocíticas, previniendo la colonización de bacterias patógenas y realizando la adsorción de micotoxinas, lo que resulta en un aditivo alimentario de alta eficiencia y resultados comprobados. Por eso, puede ser usado solo o en combinación con otros aditivos, pues su mecanismo de acción no interfiere en los demás procesos.

 

Para conocer el catálogo completo que contribuye con los resultados de la producción porcina brasileña, visite: www.iccbrazil.com/linha-produtos.

Compartilhe:

Publicado en 11 January de 2021